Captura-de-pantalla-2020-08-17-a-las-18.01.14

Notificados 29 casos entre declarados y probables de fiebre del Nilo

19/08/2020

El Ayuntamiento prosigue con los trabajos de fumigación dentro del Plan de Choque Urbano marcado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

La Consejería de Salud y Familias ha notificado 29 casos entre declarados y probables de fiebre del Nilo en la zona. Del mismo modo, el organismo autonómico informa que han sido contabilizadas 19 muestras positivas hasta la fecha, mientras que el número de pacientes hospitalizados es de 26, incluyendo a ocho personas ingresadas en UCI. 

El Ayuntamiento de La Puebla del Río, a través de la empresa homologada Dedesin, continúa con las labores de fumigación a pie dentro del Plan de Choque Urbano, enmarcado en el Protocolo de Sistema de Alerta elaborado por los ayuntamientos de La Puebla y Coria, Consejería de Salud y Familias y CSIC. En primer lugar, y según lo establecido, los trabajos se centran en zonas verdes, parques y jardines del municipio. 

El principal objetivo de este Plan de Choque Urbano es el de disminuir al máximo la reproducción del mosquito y eliminar el mosquito adulto en la medida de lo posible en las zonas más cercanas al municipio. Para ello se utilizan el insecticida Proclaim Forte y el larvicida conocido como X-Larv.

Los trabajos de la primera línea del protocolo tienen una duración estimada de 15 días. Posteriormente, en función de su evolución y eficacia, se procederá a iniciar la segunda línea – zona periurbana – o reforzar la primera, en consonancia con lo que dictaminen las autoridades y técnicos.

Cabe recordar que desde el Servicio de Vigilancia Epidemiológica se indica que no hay transmisión de persona a persona y que dicha transmisión es por picadura, así, las medidas de prevención de la infección en humanos están basada en evitar las picaduras de mosquitos. 

Para evitar las picaduras de mosquitos se recomienda: emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas; intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer; procurar dejar la luz apagada; seguir diariamente una correcta higiene corporal; evitar los perfumes intensos; usar ropa que cubra lo máximo posible la piel y sacudirla antes de usarla si se ha tendido en el exterior; hacer un uso adecuado de los repelentes, siguiendo estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante. Si se usa crema para el sol, hay que aplicarla primero, dejar absorber durante veinte minutos y, entonces, aplicar el repelente de mosquitos.