00_Dehesa_verano_visita.jpg

Los encantos de la Dehesa de Abajo en verano

27/08/2017

Los participantes en la tercera actividad del #VeranoTurístico pudieron conocer las curiosidades de este espacio natural en época estival.

Un día nublado hizo más apetecible la tercera jornada de este #VeranoTurístico , organizado por la Delegación de Turismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento . La meteorología nos ayudó a demostrar uno de nuestros objetivos: es posible disfrutar de nuestro rico entorno también en el rigurosoverano. 
 
Por esta jornada se han visto atraídos veteranos conocedores de la naturaleza y personas con unas inquietudes e intereses por la naturaleza admirables, lo que hacía presagiar una interesante experiencia. Ya durante desayuno, Francisco Jamardo identificó al lado nuestra una especie de ave muy singular y bastante difícil de ver: la golondrina dáurica, y fue Pepe quien encontró su peculiar nido, que nada tiene que ver con el del avión o la golondrinacomún. 
 
Amadeo prestó su valiosa colaboración: transporte y préstamo de material óptico, su vasto conocimiento... por ejemplo, en la identificación de huellas en la cercanía de la laguna o lucio de Rianzuela. Ya en los observatorios, con el apoyo además del material cedido por el centro de visitantes, pudimos observar lo que a primera vista parecía una laguna seca, sin vida. Gracias a los prismáticos y telescopios pudimos comprobar, no obstante , que albergaba montones de chorlitejos, corriendo de un lado para otro, dándose un festín.
 
Desde arriba nos observaba la reina de los cielos, sin competencia desde la emigración de los milanos: la bella e inconfundible águilacalzada. 
 
En el segundo observatorio contemplamos el curioso comportamiento de la hormiga león, con su trampa mortal para hormigas y su apasionante ciclo de vida. Observar y aprender de lo pequeño, que tenemos tancerca. 
 
Hubo tiempo para que el tejedor se exhibiera y para reflexionar sobre el manifiesto del último jefe indio que invitaba al respeto a la Naturaleza. La "guinda" la puso un rastro del mamífero que más pasiones levanta, el rey de Doñana, el lince, que campea por los espacios naturales de nuestro municipio. 
 
Luego un refrigerio y una agradable charla para terminar, sin tiempo para visitar una laguna cercana, donde podemos encontrar cercetas pardillas, porrones pardos... las especies acuáticas más amenazadas. Eso sí, nuestros acompañantes las tienen ya localizadas para que las visiten y disfruten cuando quieran.