00_Consejo_Doxana_3110.jpeg

El plan para restaurar la zona del incendio de Doñana contará con 13 millones

31/10/2018

El asunto fue tratado en el pleno extraordinario del Consejo de Participación de Doñana.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal , ha presentado este martes en un pleno extraordinario del Consejo de Participación de Doñana , celebrado en Almonte (Huelva), el Plan de Restauración Ambiental de la zona afectada por el incendio de Las Peñuelas en Moguer (Huelva), el cual tuvo lugar en junio de 2017 y afectó a una superficie de 8.486 hectáreas del entorno de Doñana. La sesión contaba con la presencia del delegado de Turismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de La Puebla del Río, Rogelio de la Carrera .
 
Según ha explicado el consejero, dicho plan tiene una dotación presupuestaria de más de 13,5 millones de euros , una duración estimada de cinco años y va enfocado a favorecer la biodiversidad natural y propia de cada zona y el equilibrio biológico. Así, según han informado a Europa Press desde la mencionada consejería, este plan se ha abordado en un pleno extraordinario del Consejo de Participación y ha salido adelante por unanimidad.
 
José Fiscal ha indicado que "estamos ante el plan de restauración ambiental más complejo, ambicioso y de más alcance que ha elaborado hasta el día de hoy la Junta de Andalucía para recuperar una zona afectada por un incendio".
 
En este sentido, Fiscal ha asegurado que "cuando aún no se había dado por extinguido el incendio adquirimos un compromiso que hoy hemos cumplido; y ahora queda por delante devolverle a este espacio todo el esplendor natural que le quitó el fuego ", ha informado la Junta en una nota de prensa.
 
De este modo, la restauración está enfocada a favorecer la biodiversidad natural y propia de cada zona y el equilibrio biológico . Entre las plantaciones que se tiene previsto realizar destacan la de pino piñonero, alcornoque, sauce, fresno, sabina o enebro marítimo, entre muchas otras especies.
 
A finales de noviembre y dependiendo de la meteorología, comenzarán las primeras plantaciones en las dunas de Médano del Asperillo con enebros, enebros marítimos, sabinas y otras especies dunares como la camarina. El plan se ha diseñado también teniendo en cuenta favorecer actividad económica tradicional, como el aprovechamiento de pastos, la miel, la recolección de piña y el corcho.
 
Además, el plan, como ha indicado, fomenta la participación ciudadana y el voluntariado por lo que se dará la oportunidad de colaborar a aquellas personas que solicitaron en su día ayudar en la restauración de la zona.
 
En la elaboración del plan han participado más de 80 personas, y entre sus objetivos más importantes destacan la recuperación ambientalmente la zona afectada, la recuperación y el refuerzo de los servicios ambientales en forma de aprovechamientos y de usos sociales y recreativos, la adopción de medidas de adaptación al cambio climático, la gestión adaptativa que permita modular las medidas según la evolución del medio, el fomento a través de la comunicación del plan la participación ciudadana y el voluntariado; y por último, la participación efectiva de administraciones y actores sociales implicados.
 
Al margen de este plan, la Junta de Andalucía y el Gobierno central ya han invertido en la zona afectada 1,7 millones de euros en trabajos de emergencia relacionados con la seguridad, en mejora del hábitat y adaptación de arroyos.
 
El titular de Medio Ambiente ha recordado que "desde que se produjo el incendio hace 16 meses la Junta de Andalucía no ha parado ni un minuto de actuar en la zona afectada; bien a través de acciones concretas, bien a través del análisis y el estudio de lo que ocurre en ella". Al mismo tiempo, ha señalado que "lo más importante está por venir; ya que es ahora, cuando la normativa lo establece, cuando hemos de emprender los trabajos más importantes, y para ello hemos elaborado este plan".
 
"Un buen plan"
 
Por su parte, el coordinador de la Oficina Técnica de WWF en Doñana, Juan José Carmona, ha indicado que el plan les parece "un buen plan con lecciones y medidas" que, a su juicio, "deberían llevarse a cabo en el resto de la comarca y Espacio Natural para impedir nuevos grandes incendios".
 
Tras calificar de "bastante bueno" el trabajo técnico realizado, ha subrayado que el documento presentado responde a los criterios de conservación y restauración de hábitat que sostienen desde WWF porque "no solo se trata de reforestar sino de recuperar y de crear hábitats".
 
Convencido de que tiene que "servir de referencia" no solo para la recuperación de zonas incendiadas sino para la restauración de hábitats degradados, Carmona ha valorado que el plan contemple medidas para introducir ecosistemas perdidos y paisajes heterogéneos, entre otras acciones.