R5

El General de División Enrique Jesús Biosca Vázquez impondrá su fajín al Simpecado de la Hermandad del Rocío

29/06/2021

El acto se desarrollará durante el transcurso de la misa de hermandad que comenzará a las 21:00 horas.

El General de División y director de Enseñanza del Ejército del Aire, Enrique Jesús Biosca Vázquez, impondrá su fajín al Simpecado de la Hermandad del Rocío de La Puebla del Río, un acto que tendrá lugar durante la misa de hermandad que se desarrollará este miércoles, 30 de junio, a partir de las 21:00 horas – previo rezo del Santo Rosario a las 20:30 horas – en la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada.

Al acto asistirán, además, entre otras destacadas personalidades, el subdirector de Enseñanza del Ejército del Aire, el General de Brigada Francisco Javier López Cillero; el Duque de Maqueda, Francisco López Becerra; el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Santiago Padilla; los presidentes de las Hermandades del Rocío de Jerez y Castrense, Joaquín Vallejo y Alejandro Castro, el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva; y representación del equipo de Gobierno Ayuntamiento de La Puebla del Río.

La misa será oficiada por el párroco de la localidad, Rafael Menéndez Albuicet, y contará con el acompañamiento musical de la artista cigarrera María de la Colina y los acordes de la Banda Municipal de La Puebla del Río.

La faja de general 

Las primeras noticias que existen del uso de las bandas y fajas utilizadas por el ejército español, se remontan a la época de las guerras de Italia en el siglo XVI, donde para distinguir a las fuerzas combatientes en el campo de batalla se usaron como distintivo por los diferentes países en contienda.

La faja carmesí con flecos en oro en el generalato español se empezó a utilizar ya en tiempos de Felipe IV. En 1792 se reglamentó un fajín para generales en tafetán encarnado con entorchados verticales que, con pocos cambios, se ha mantenido hasta nuestros días.

La faja roja continúa siendo el distintivo de todos aquellos militares que por su destacada valía tienen el honor de ser promovidos al empleo de oficial general, y a los que corresponde también la más alta responsabilidad en la conducción del Ejército del Aire.