_MG_0409

Cantera, tradición y elegancia

04/01/2020

El Niño Jesús recorrió las calles de La Puebla rodeado de mucho público infantil.

El Niño Jesús cigarrero recorría este viernes, 3 de enero, las calles de La Puebla del Río debido a la Festividad del Dulce Nombre de Jesús, un culto asentado en la localidad y que destaca por la participación de la cantera; es decir, la población infantil del municipio. El paso salió a las 17:00 horas y entró en la parroquia unos 20 minutos antes de las 20:00 horas.

La Escuela de Tamborileros de la Hermandad del Rocío fue la encargada de abrir el cortejo. Tras ella, la cruz parroquial y representaciones de la Hermandad Sacramental y el Ayuntamiento junto al párroco. Niños y niñas de pastorcito junto a acólitos y monaguillos precedían al paso, comandado por el joven Adrián, Manuel Díaz “Jimmy” y auxiliares, supervisados por Antonio Villanueva. Como es tradicional, niños costaleros fueron los encargados de pasear al Niño Jesús. Tras el paso, la Escuela Infantil de Tambores de La Puebla del Río con su ejército de niños y niñas.

El Coro Infantil “Virgen de los Dolores”; Los Lunnis, Zambomba Cigarrera y Así Canta La Puebla pusieron sus voces durante el itinerario para el Niño Jesús, que llegaba al Ayuntamiento en su parte central, donde tuvo lugar una oración a cargo del párroco, Rafael Menéndez, y nuevos cantos. Posteriormente, emprendió su recorrido de vuelta a la Parroquia por Hermanos Costaleros, Larga, Palmillas y la Santa María. La entrada se produjo algo antes de lo previsto y, desde la puerta de la iglesia y en el interior, se volvieron a suceder los cantos de adoración.