Dehesa_de_Abajo_protocolo_vigilancia.jpg

Adoptado protocolo de vigilancia intensiva en la Dehesa de Abajo

21/07/2017

La Delegación de Medio Ambiente se encuentra en contacto permanente con instituciones y personal responsable

El lucio o laguna de Rianzuela , en la Dehesa de Abajo , mantiene en estas fechas un anormalmente alto nivel de agua. A pesar de que en principio pueda parecer positivo, la falta de aportes que renueven la masa de agua y las altas temperaturas desde bien temprano, han ido empeorando su calidad, afectando a la salud de la biodiversidad presente en en lareserva. 
 
La aparición de ejemplares muertos o enfermos han aconsejado extremar las medidas de control y seguimiento. Un limitado número de defunciones es habitual cada año en todas las Marismas. Pero las citadas circunstancias especiales han encendido las alarmas en los responsables y amantes de nuestra joyanatural. 
 
El Ayuntamiento , alertado por los gestores de Cañada de los Pájaros , entró hace días en contacto con las personas e instituciones que tienen el conocimiento y la responsabilidad sobre este humedal, clave para Doñana. La Consejería de Medio Ambiente , competente en la materia, mantiene activado el protocolo para estos casos, que podría incluso desembocar en el vaciado de lalaguna. 
 
Mientras, se ha optado por no desatar la alarma, sino desarrollar un conjunto de acciones que, a la vez que palíen los efectos adversos en los ejemplares más débiles - como distribuir un suplemento alimenticio - aporten datos científicos para la toma continua de decisiones, como la retirada de especies y toma de agua, su continua observación y el análisis en reactivos ylaboratorio. 
 
Los delegados de Medio Ambiente territorial y local, José Losada , de la Junta de Andalucía, y Rogelio de la Carrera , que estos días está a pie de campo y en continuo diálogo con responsables del centro de visitantes, cazadores, ganaderos, en nombre del Ayuntamiento, están en contacto permanente. 
 
El Ayuntamiento agradece la implicación de los más interesados, así como de los expertos de Cañada de los Pájaros, especialmente activos y sensibles, de la Estación Biológica de Doñana y de la Consejería de Medio Ambiente, solicitando la mayor de las colaboraciones para tomar las decisiones con todo el conocimiento científico y técnico sobre la mesa, como así ha sido hasta ahora.