_MG_1133

Correr por la historia

15/01/2022

La Puebla del Río acoge este domingo la celebración de su X Media Maratón.

“750 años de gloria, corre por la historia”. Ese es el lema de la X Media Maratón de La Puebla del Río, que en este 2022 celebra una década de deporte, referencia provincial y ejemplo de organización en la antesala de la Festividad de San Sebastián, patrón del municipio. Correr por la historia de La Puebla y volver a besar la gloria tras 21 kilómetros de sufrimiento, pundonor, esfuerzo y constancia.

A las 11:00 horas se producirá la salida de la carrera, organizada de forma conjunta por el Club Atletismo Puebla y el Ayuntamiento, que contará con unos 750 participantes entre los que se encuentran Luis Miguel Moreno Casares, “Nene”, favorito cigarrero al llevarse el triunfo, y la atleta Inmaculada Álvarez, de Entrena Sevilla, favorita en clave femenina. Nivel alto y espectáculo asegurado para el espectador.

En cuanto a la información de servicio público, a las 09:00 horas tendrán que ser retirados los vehículos de las calles señalizadas previamente por la Policía Local, mientras que el itinerario de la prueba por el casco urbano es el siguiente: Doña Manuela Álvarez, Larga, Huertas, Ramón y Cajal, Blanca Paloma, Santa Teresa, Cerro Cantares, Alfonso X el Sabio y Tartessos.

El itinerario comienza y termina en el núcleo urbano de La Puebla, a los pies del río Guadalquivir, pero a lo largo de más de sus 21 kilómetros evoluciona a través de cañadas reales y veredas hasta una zona de eucaliptos, monte mediterráneo y pinares conocido como Gurugú, para después volver al pueblo.

Este paraje de tan alto valor ecológico, por el que trascurre casi la mitad de la prueba, está catalogado como Zona de Especial Conservación Doñana Norte y Oeste, Lugar de Interés Comunitario (LIC) perteneciente a la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Es precisamente la belleza del trazado, íntegramente desarrollado en la Reserva de la Biosfera Doñana, lo que enamora a los atletas venidos de todos los rincones de Andalucía, pues contrasta su belleza con la dureza de su recorrido, lleno de multitud de cuestas, barrancos de agua y cañadas, formando “trialeras”, que dotan a la carrera de una dureza inusual para un lugar tan cerca de la capital sevillana. Una prueba consolidada, ejemplar y atractiva que afronta su octava edición con nuevas ilusiones.